logo

Menú Principal
17 de octubre de 2019

Inversión público-privada hará más eficiente el uso del agua del río Ñuble

Canales con compuertas automáticas operadas vía celular están próximos a ser una realidad en la región, gracias al trabajo y la coordinación público–privada.

San Carlos, miércoles 16 de octubre de 2019.- Hasta el sector Las Pircas de Muticura llegaron el Seremi de Agricultura, Fernando Bórquez, y el Coordinador Zonal Biobío-Ñuble de la Comisión Nacional de Riego (CNR), Javier Ávila, para presenciar el avance en las obras de construcción e instalación de compuertas con automatización y telemetría en distintos canales del río Ñuble.

“Hemos visto un avance significativo de estas obras que son construidas a través de la Ley de Riego, con el esfuerzo de los regantes y el aporte del Estado, cuya tecnología de punta permitirá mejorar la administración y distribución del recurso hídrico”, señaló Javier Ávila, Coordinador Zonal Biobío-Ñuble de la CNR, quien agradeció la invitación por parte de los regantes.

Agregó que “estas obras tienen una incidencia relevante en algo que nos preocupa de sobremanera y que dice relación con ser eficientes en el uso de un recurso que cada día está más escaso y que nos obliga a realizar todos los esfuerzos necesarios para que sea bien utilizado”.

Por su parte el seremi de Agricultura, Fernando Bórquez, señaló que los trabajos “responden a cabalidad con el llamado realizado por el Presidente Sebastián Piñera, en el sentido de ser responsables en el cuidado del agua en el contexto de cambio climático y escasez hídrica, por lo tanto, felicitamos a los regantes del río Ñuble, quienes a través de la Ley de Riego están construyendo obras que están a la vanguardia en materia de distribución de las aguas y cuidado del recurso”.

Salvado Salgado, gerente de la Junta de Vigilancia del río Ñuble, señaló que “este tipo de proyectos se enmarcan en un plan de gestión que venimos desarrollando hace dos años y responde a un cambio de paradigma de la gestión del recurso hídrico. Hoy manejamos dos elementos que son: la conducción, la cual creemos que se debe seguir haciendo, pero en los lugares donde realmente se necesite, y la distribución, y creemos que si somos más eficientes en la distribución vamos a ser mucho más eficientes en el sistema completo, porque vamos a entregar agua donde más se necesita”.

Actualmente la Junta de Vigilancia del río Ñuble administra 41 bocatomas y las obras de compuertas automáticas se están construyendo en ocho canales. Prevén para la próxima temporada sumar ocho canales más y a corto plazo tener todas las bocatomas con esta tecnología.

Las obras de automatización de compuertas están ancladas a un servidor que estará ubicado en la oficina de la Junta, pero además con dispositivos móviles se puede acceder a una plataforma de internet para poder operar las compuertas y obtener reportes del caudal en cada canal.

La organización además está trabajando en un proyecto piloto con la finalidad de automatizar completamente un canal hasta la instancia de entrega de agua en el predio, de esta manera se busca demostrar el potencial de esta tecnología.