MINAGRI | INDAP | SAG | CONAF | FIA | INIA | INFOR | CIREN | FUCOA | ODEPA

logo

Menú Principal
2 de julio de 2021

Usuarios del canal Infiernillo de Tulahuén plantean sus demandas para optimizar el agua para riego

En Monte Patria, el Coordinador Zonal Norte Chico de la Comisión Nacional de Riego, Felipe Ventura, se reunió con los agricultores pertenecientes a la organización compuesta por 270 pequeños regantes.

Monte Patria, viernes 2 de julio de 2021.- Hasta el sector cordillerano de Tulahuén se trasladó el Coordinador Zonal Norte Chico de la Comisión Nacional de Riego (CNR), Felipe Ventura, para ver en terreno las condiciones en que los pequeños regantes del canal Infiernillo desarrollan sus actividades agrícolas, conocer sus requerimientos y principales demandas.

En la oportunidad, el Coordinador Zona Norte Chico de la CNR indicó que “para nosotros como CNR es importante la cercanía con la gente, y lo hemos ido logrando. En ese sentido, estamos visitando los lugares más recónditos de las regiones de Atacama y Coquimbo y por ello hemos estado con los regantes de Tulahuén a quienes orientamos e invitamos a participar de la Ley de Riego con el objetivo de resolver sus sus necesidades en materia de riego”.

“Fue una reunión muy productiva, ya que nos permitió conocer el estado de los usuarios, lo que resulta vital para poder abordar y definir los lineamientos regionales que nos permitan orientar los recursos a lo que se requiere”, puntualizó Felipe Ventura.

Tras el recorrido por diversos tramos de la obra, el presidente del canal Infiernillo de Tulahuén, Ramón Tapia, destacó que “ha sido una jornada muy fructífera, ya que nosotros no sabemos mucho de la Ley de Riego y pudimos conocer el procedimiento para poder postular a los concursos de la CNR. Nuestro canal tiene 8 kilómetros así es que hay mucho trabajo por hacer, sobre todo en el paso de las quebradas y en el pueblo donde siempre nos inundamos”.

El presidente de los canalistas agregó que “somos 270 pequeños regantes que pertenecemos a la organización y todos vivimos del canal, incluso cuando no hay agua potable, se recurre al canal. Algunos regantes requieren estanques, otros ya los tienen, y el canal los alimenta. Estamos regando cada 30 días y, por ahora, necesitamos el entubamiento en la parte del pueblo porque se afecta el pavimento con el agua que se infiltra y estamos perdiendo cerca  del 50%, por lo que a los regantes les llega solamente un 25% del recurso”.